"Todos estamos infectados"

¿Cómo es posible que esta campaña de publicidad haya tenido tanto éxito en tan poco tiempo? Seguro que a ti también te ha llamado la atención al acceder al blog.

Fuente: El País
Fuente: Reason Why

Es una reciente campaña viral de la serie de Netflix Sex Education, una propuesta que se viralizó rápidamente en redes sociales. El anuncio alcanzó más popularidad debido su retirada por incumplimientos del contrato, pero se repuso a los pocos días con la frase “La primera vez no siempre sale bien”, Netflix hizo autocrítica del error, supo como utilizar su viralidad y lo uso cómo contexto a la serie promocionada. (Fuente: Reason Why)

Como un concurso de popularidad

Conseguir una butaca en la Red no es nada fácil. Su carácter infinito hace que ser popular por medio de un contenido determinado, como un vídeo, una fotografía, un anuncio, etc. sea una difícil –que no imposible– tarea.

Fuente: Domestika

Intentar que un contenido se haga viral es parecido a echar una quiniela, hay que realizar una buena jugada para conseguir la recompensa, que no es otra que llamar la atención y posicionarse ante un gran número de usuarios.

Ahora, antes de indagar en el asunto que nos trae aquí, hemos de saber que el vídeo es la expresión artística audiovisual por excelencia en los contenidos digitales.

El vídeo: combinación y expresión de distintas formas de información

Los vídeos son la combinación de diversas partes de un todo, entendiendo ese “todo” como un conjunto de elementos visuales y sonoros estructurados de tal forma que el espectador se enganche. Van más allá de la comunicación verbal, haciendo que el espectador haga uso conjunto del oído y, por supuesto, la vista. El lenguaje corporal, la voz y todas sus cualidades (tono, pronunciación, intención, etc.), los efectos visuales y sonoros, la música…

A través del vídeo se expresa la información de forma mucho más atractiva, fácil y rápida a la hora de captar un mensaje. Si la ficción está bien conseguida, pueden emocionar más, causar interacción y uno de los objetivos que antes hemos adelantado en relación a los vídeos virales: captar la atención. (Fuente: Código Media)

Fuente: Ciencia Cognitiva

Contenido cual "virus"

Fuente: Allure

Por definición, cuando un contenido o un vídeo se propaga como la pólvora, cuando llega más allá de un público determinado, cuando no se habla de otra cosa tanto dentro como fuera de Internet, decimos que se ha transformado en viral. (Fuente: Isabel Romero)

Realmente no existen unos criterios específicos para esclarecer cuando un contenido se expande como un virus, aunque uno de sus principales síntomas es que se desconocen los límites de su popularidad.

Las comunidades online y offline son inalcanzables, y la reacción que ambas pueden tener a un contenido va a depender de aquello que se comunique. Incluso sería necesario realizar un estudio de mercado de proporciones descomunales para saber de aquello que le gusta al planeta, aunque no serviría de mucho, puesto que el mundo digital es un entorno cambiante, día tras día.

Nosotros, en Brusau, comunicamos tanto para plataformas online como offline, por lo que tenemos que estar al día de como posicionar un vídeo en los primeros puestos del buscador de Google.

Fuente: Capital Libre

"El vídeo es el presente y futuro del marketing digital"

Según datos de Zenith Media, el pasado 2019 será recordado como el año en el que Internet, por primera vez en la historia, destronó a la televisión como plataforma estrella en los medios de comunicación. Estadísticas unidas directamente con el aumento de consumo de vídeos en la red, las cuales afirman que es 27 veces más probable que un usuario haga clic en un vídeo online. (Fuente: Advanced Web Ranking)

Con estas premisas, el vídeo es el presente y futuro del marketing digital, sin lugar a dudas.

Los usuarios gastan más del doble de su tiempo en páginas que incluyen contenido en vídeo, además de que están un 85% más predispuestos a adquirir un producto o servicio tras la visualización de un audiovisual. (Fuente: Hubspot)

Fuente: Zenith Media

Nosotros pertenecemos al 81% de las empresas a nivel mundial que desarrolla el vídeo como herramienta de marketing, sabiendo que con el paso de los años, los vídeos representarán un alto porcentaje de todo tráfico de contenido en la Red. (Fuente: Biteable)

¿Cómo un contenido se vuelve viral?

6 de cada 10 personas prefiere ver vídeos online que la televisión (Fuente: Biteable), por lo que lo viral tiene su foco de “infección” en terrenos de Internet, un lugar en el que cualquiera a nivel internacional pueda contagiarse.

Como si de un apocalipsis zombi se tratara, la viralización transcurre por las siguientes fases: (Fuente: Isabel Romero)

1. Primeros infectados

Partimos de una necesidad, nuestra marca o producto necesita difusión. En este instante hemos de recordar que, aunque siempre se ha dicho así, no todo está inventado, siempre podemos “darle una vuelta” a la realidad. Hemos establecido objetivos claros y medibles, y hemos desarrollado una idea original y transmedia (NT), por lo que pondremos en marcha una estrategia de marketing para que nuestro virus comience en un foco pequeño de público.

2. Contagio

Fase en la que comprobaremos el nivel de popularidad al que ha llegado nuestra campaña o vídeo. En esta etapa es imprescindible ponerse en el lugar del otro, empatizar para saber lo qué le puede gustar a la comunidad. De esa forma, acotamos el público y podemos facilitar la decisión de difundir el contenido a un entorno mayor, continuando así la propagación.

3. Apocalipsis viral

Después de que la campaña viral haga efecto y haya llegado a una masa crítica de personas, no podemos rendirnos. Buscaremos fórmulas para que el contenido siga posicionado más tiempo, evitando que este pase de moda o se vea eclipsado por otros virales.

Conociendo el entorno sabremos qué tipo de contenido llama la atención al público de la Red. ¿Qué motiva a dar like y compartir? Lo impactante, el sentido del humor, contraste de cosas no relacionadas entre sí, controversia y polémica, reacciones de extraños desprevenidos, gran técnica audiovisual, falsificar algo que sea real, lo surgido del meme, política y gatitos, etc. (Fuente: Producción Musical)

Fuente: Ondho

Llegados a este punto, pensarás que estar infectado por este “virus” es algo negativo. ¡Todo lo contrario!

Con este blog, queremos comunicarte que el marketing viral es una herramienta poderosísima que consiste en ir más allá del propio producto, una técnica que consigue que la visibilidad de la marca se expanda mucho más allá del terreno explorado, un gran alcance potencial. Además, puede constituir una técnica de bajo coste, puesto que la comunidad ya ayuda a la propagación sin necesidad de invertir en campañas caras. El usuario decide si comparte o participa, por lo que no constituye una publicidad invasiva. Y, por supuesto, si hemos dado con una buena creatividad para propagar nuestro “virus”, conseguiremos esa interacción, notoriedad y que, incluso, el usuario se sienta vinculado con la marca. (Fuente: Cyberclick)

Y tú, ¿qué opinas? ¡Déjanos tu comentario!

Deja un comentario

Cerrar menú